ASESORÍA PSICOLÓGICA GRATUITA 800 911 6666

Artículo

Duelo en la infancia

Por psicólogos del CNDEE
08/10/2020
prevención del suicidio

El duelo es un proceso que involucra cambios a nivel de pensamientos, sentimientos, comportamientos y cambios fisiológicos que se producen ante una pérdida.

A lo largo de la vida experimentamos separaciones, desde algunas que se podrían ver como muy simples: extraviar juguetes, cambios de casa o cambios de escuela; hasta la separación de los padres o muerte de un familiar.

Conforme pasa el tiempo, adquirimos más pérdidas y afrontamos el duelo de diferente forma. El duelo lo elaboramos con base en nuestra edad, experiencia, el apoyo o comprensión familiar y de amistades, entre otros.

El tiempo en elaborar el duelo también depende de diversas circunstancias y características, lo importante no es dejar de sentir dolor, sino adaptarse a una nueva situación.

Cuando los niños tienen alguna pérdida, pensamos que no sienten, que no les duele, que no lo entienden y en ocasiones cometemos errores que con el paso del tiempo agravan el dolor y la estabilidad emocional. Lo cierto es que cuando hay una pérdida siempre hay dolor, poco o mucho, pero lo hay.

En muchas ocasiones, por intentar aminorar el dolor de los niños, erróneamente negamos la situación o mentimos acerca de lo que ocurre. Por ejemplo, cuando alguien muere, dicen “está dormido” y esto puede generar más angustia, porque al no despertar pueden confundirse entre el dormir y el morir. También dicen que se “fue de viaje” y esto puede generar muchas dudas e inquietudes a los niños, ya que no entienden el porqué no regresan.

Es importante ayudarlos a adaptarse, y la base de esto es no negar el dolor, contestar con verdad todas las inquietudes que tengan, escuchar acerca de su sentir, que se les permita expresar sus dudas, que se sientan entendidos y escuchados.

Cada niño reacciona de forma diferente ante una pérdida o ante la muerte, surgen dudas, se muestran tristes y enojados, es muy importante acompañarlos en este proceso.

El duelo es un proceso normal, necesario y adaptativo. Sentir dolor ante una pérdida significa justamente aceptarla y es el primer paso para adaptarnos a una nueva situación.

Para cualquier duda, favor de comunicarse al Centro Nacional de Diagnóstico para las Enfermedades Emocionales, al 800 911 6666, opción 3; estamos las 24 horas del día y el servicio es totalmente gratuito.