ASESORÍA PSICOLÓGICA GRATUITA 800 911 6666

Artículo

Asertividad

Gabriela Jiménez
30/09/2020
prevención del suicidio

¿Te cuesta decir “no”?, ¿estás cargado de trabajo, debido a que tus compañeros te delegan el suyo, y no saber decir “no”?, ¿te descubres en actividades que no deseas por el temor a decir “no”?

Aunque en lo social el expresar un “no”, es visto como egoísmo, grosería, falta de disposición e incluso maldad (“qué malo eres por no ayudarme, prestarme o hacer lo que te pido”), en realidad, sirve para marcar límites. Lo fundamental aquí es aprender a ser asertivo.

Nos referimos a la habilidad de expresar los deseos, sentimientos y pensamientos de manera abierta, directa y amable sin agredir a los demás y sin permitir ataques.

Por desgracia, nos han enseñado a decir a todo que “sí”, para ser aceptados. Esta pasividad lleva a las personas a sentirse desorientadas, sin rumbo, a pensar que no tienen control sobre su vida y que los demás son quienes deciden. Con ello se crean frustraciones e incluso situaciones de abuso.

También hay quienes solo están a la defensiva y quieren imponer su punto de vista.

Esta agresividad lleva a entablar luchas de poder, para no tener la sensación de ser tonto o sumiso, y se cae en el extremo de la violencia constante y el deseo de querer pasar por encima de los demás. Cualquier extremo es perjudicial para la persona y su estado emocional.

Ser asertivo es estar en medio, pero no estático. Es necesario defenderse cuando se requiere o ceder en algunas ocasiones para mantener una relación equitativa.

La diferencia sería saber que se tiene la capacidad de poder decir “no” sin sentirse culpables y sin agredir.

¿Quieres saber si eres asertivo? Contesta el siguiente cuestionario con un “sí” o un “no”.

  1. ¿Sientes que, si no aceptas ayudar a los demás en todo lo que te piden, te van a dejar de apreciar?

  2. Cuando decides no ayudar o hacer algo que te piden, ¿das muchas excusas para no decir “no quiero”?

  3. ¿Piensas que es necesario ser agresivo para que no abusen de ti?

  4. Cuando te piden ayuda, ¿piensas que es tu deber hacerlo aun en contra de tu propio beneficio?

  5. Cuando estás molesto por algo que te hicieron, ¿prefieres quedarte callado en lugar de hablar de ello?

Si diste más de dos respuestas afirmativas, necesitas aprender a ser asertivo. En el Centro Nacional de Diagnóstico para las Enfermedades Emocionales, podemos ayudarte. Llámanos al 800 911 6666, opción 3.