ASESORÍA PSICOLÓGICA GRATUITA 800 911 6666

Artículo

¿De qué forma respondes ante las dificultades?

Por psicólogos del CNDEE
16/10/2019
prevención del suicidio

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos” - Víctor Frankl

Nadie está exento de que le ocurran cosas indeseables, difíciles y hasta dolorosas. Parte de la vida es saber que tendrás que pasar por tristezas, pérdidas económicas, injusticias, frustraciones, malentendidos, enojos, separaciones, etc.

Algunas personas, desde la infancia, han tenido que enfrentarse a situaciones complicadas en su vida. Maltratos, pobreza, abusos, poca oportunidad de estudiar, abandono, muerte de los padres y más, es lo que conocieron desde corta edad.

A otros les toca después, viviendo momentos que no merecían, perdiendo todo por fenómenos naturales. Al final, todas las personas han experimentado situaciones realmente difíciles, que no cualquiera podría soportar, porque la adaptación al cambio es diferente para cada uno.

¿Cómo muchos han logrado superar estas situaciones?, ¿qué hace esa persona para seguir adelante a pesar de lo ocurrido? Los seres humanos contamos con algo que se denomina resiliencia. Se llama así a la capacidad de adaptación del ser humano, quien utiliza recursos internos, fortalezas, y herramientas emocionales para sobreponerse de la adversidad.

Ser resiliente no significa que la persona sea fría y sin sentimientos. Simplemente su capacidad de adaptación le permite entender, superar y sobreponerse ante los momentos complicados de la vida. Por ejemplo, cuando un ser querido muere, hay quien que no lo tolera y se deprime, perdiendo todo interés por la vida. Mientras que otra persona vive su duelo, no pierde el control y continúa su vida.

Lo interesante es que la resiliencia no se trata de una característica de unas personas y no de otras. Es una cualidad que puede desarrollarse, y es importante hacerlo, porque la vida siempre está llena de pruebas. Te contamos algunas formas para estar más preparado ante estos desafíos:

  • Debes pensar en positivo. Recuerda que eres más grande que tus circunstancias, y las situaciones malas son temporales.
  • La capacidad de adaptación está vinculada con la autoestima. Es importante que, desde pequeños, se les enseñe a los niños a ser seguros de sí mismos y confiar en sus habilidades y fortalezas.
  • Sé consciente de que la vida es un cambio constante y debes aprender a aceptarlo y adaptarte.
  • Da un vistazo al pasado. Aprende de experiencias anteriores, analiza la forma en que ciertos momentos te afectaron o te fortalecieron. Piensa en lo que te ha ayudado a superar esa situación.
  • Aparte de la confianza en ti mismo, debes ser flexible y tolerante.
  • Date la oportunidad de sentirte protegido y amado por tus seres queridos. Su apoyo siempre te hará bien y te dará fuerza para seguir adelante.
  • Ser fuerte y tener esa capacidad de adaptación, no significa que no puedas estar cansado y que no merezcas un momento para ti. Si necesitas tiempo para desahogarte, tómalo y sigue adelante.
  • Si lo consideras necesario, busca un grupo de apoyo. Pedir ayuda no te hará daño ni te hará débil. Muchas personas han pasado por situaciones complicadas, tal vez parecida a la tuya, y pueden servirte sus experiencias y conocer la forma en que salieron adelante.
  • Acudir a terapia psicológica también te será útil. Recuerda que nosotros estamos para ayudarte en cualquier momento. Solo comunícate sin costo al 800-911 6666, seleccionando la opción 3, o escribe al siguiente correo: centrodiagnostico@serfelizsisepuede.com.mx ¡No estás solo!

Toma en cuenta estas estrategias y aprende a desarrollar tu capacidad de adaptación. Es cuestión de tener la intención y darte una oportunidad para ser más fuerte y estar listo para enfrentar cualquier adversidad.

Recuerda que en CNDEE tenemos psicólogos que pueden apoyarte con tus síntomas, sólo tienes que llamar a 800 911 66 66 opción 3, o escríbenos a centrodiagnostico@serfelizsisepuede.com.mx